Pepe Soto: “Cuando aparece un gabinete de prensa se acaba el periodismo”

Pepe Soto Tornero | Presidente de la Asociación de la Prensa de Alicante

Pepe Soto (Alcoy, 1957) es considerado un veterano de la prensa alicantina. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona. Sus 35 años de trayectoria le han llevado a ocupar altos cargos en las ediciones valencianas de las cabeceras más relevantes. Empezó como reportero en La Verdad, después pasó a ser delegado de El Mundo, luego director de Las Provincias en Alicante y director adjunto en Las Provincias en Valencia. En la actualidad, imparte clases en el Máster de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Alicante, es gerente de Alacantí TV, la televisión pública alicantina, y redactor dominical en el Diario Información. Desde el año 2011 encabeza la Asociación de la Prensa de Alicante (APA), donde lucha por mantener la integridad de la comunicación local. Su pluriactividad le define como buen periodista.

 

1. ¿Cree que en los medios de Alicante se mezcla la información y la publicidad sin una clara diferenciación?

Existe y ha existido desde hace muchos años. En la prensa escrita a la publicidad le cambian simplemente la tipografía con respecto al cuerpo general del periódico, e incluso algunas veces ni se finge. Se entremezclan los publirreportajes pagados dentro del contenido periodístico, generalmente en secciones como la de economía o sociedad, sin espacios especiales ni encartes. Son patrocinios de la información que vengo denunciando desde el año 84.

2. En las emisoras de radio y cadenas televisión locales, donde hay información y entretenimiento, ¿se sabe cuando una noticia o entrevista tiene carácter publicitario?

Todos los medios de comunicación están muy entregados a la publicidad. Cuanto más pequeña es la empresa y menos medios tiene más fácil es cometer errores de camuflar la publicidad dentro de los espacios informativos. Evidentemente, la crisis económica y la situación de las empresas han obligado a que aumente esta práctica y táctica comercial por parte de las empresas periodísticas y de sus anunciantes.

3. ¿Y la publicidad institucional tiene cabina?

Yo creo que en los informativos no deben llevar ningún tipo de publicidad ni promoción. Los anuncios deben ser unos spots en los cuales las empresas y las instituciones se anuncien para vender sus productos, sus acciones o sus proyectos. En las noticias solo tiene cabina la información. Y si mezclamos una cosa con la otra acabaremos haciendo todo al revés, que será publicar todo aquello que dé dinero. La elaboración de las noticias no será por interés general o por interés propio de un asunto, sino que regirán y mandarán los anunciantes.

 

“La crisis económica ha provocado que los medios de comunicación camuflen publicidad dentro de los espacios informativos”

 

4. ¿Influye en el contenido informativo de los medios de comunicación la publicidad de las instituciones públicas? 

Sí, claro que influye. Ha influido e influirá si no paramos esto. Es decir, cuando hagamos un muro real entre la publicidad y la información, en sus diversos géneros, cuando consigamos eso, seremos buenos periodistas y contaremos las cosas con veracidad y con rigor. Mientras tanto, saldrán noticias que no interesan mucho. En las emisoras de radio o programas de televisión se suelen camuflar en modo de entrevista y los oyentes no se dan cuenta de que es publicidad. En los periódicos todos los días hay publirreportajes camuflados en las páginas de información.

5. Algunos periodistas denuncian que la publicidad institucional se utiliza para extorsionar a los medios.

Se hizo antes y se hace ahora mismo. Y si no lo paramos se seguirá extorsionado hasta la muerte de los medios. Podrá llegar el día en el que no tendremos nada más que publicidad. Yo respeto mucho a los licenciados en publicidad, en relaciones públicas o marketing, pero cada uno tiene su trabajo y su espacio. Y aquellos periodistas que se dedican a vender o a camuflar publicidad, pues que se dediquen a eso, pero en los espacios de los publicitas, no en el de las noticias. Se trata de que nos dejen a los periodistas lo que nos corresponde, que es contar las historias que pasan a nuestro alrededor o en el mundo.

6. ¿En qué consiste la extorsión?

Si te portas bien, tienes publicidad. Pero no lo hacen solo las instituciones públicas, también lo hacen las empresas. Te describo cómo veo un medio de comunicación: es un edificio de nueve plantas que una es de los bancos, dos de las instituciones públicas (ayuntamientos, diputaciones, gobiernos autónomos o gobiernos de la nación), luego hay unas compañías de coches, empresas de seguros y grandes almacenes. A nosotros nos queda el ático para movernos en libertad. Todo lo demás está ocupado por los intereses. Aunque ahora mismo ni eso, pues mandan los accionistas de los medios y los directores han pasado a coordinar el periódico, con instrucciones de insertar la publicidad que corresponda.

 

“Los periodistas son libres para opinar en su casa o en los bares y cada vez menos en los medios de comunicación”

 

7. ¿Pueden los periodistas hablar de todo o hay límites?

En su casa sí, y en los bares. El problema es que en los medios de comunicación hay muchos intereses y la crisis ha disparado la falta de libertad. Tú puedes hacer una crónica buenísima y llega el jefe de sección y te la cambia, y luego el director te la tira para atrás. Hay secciones, como en los deportes, donde un periodista sí puede opinar sobre si un jugador es bueno o es malo o si se ha equivocado o no, tienen cierta libertad. Pero los periodistas que van a un ayuntamiento o a una diputación a cubrir un acto de una institución pública tendrán que hablar en función de lo que sus jefes vean de provecho económico, porque realmente se vive de la publicidad. Si se critica a la institución se corre el riesgo de perder ingresos vitales.

8. Administraciones como la Generalitat Valenciana o la Diputación de Alicante ofrecen desde sus propios gabinetes de prensa las piezas informativas elaboradas y listas para emisión, ¿qué le parece esto?

Cuando aparece un gabinete de prensa se acaba el periodismo. Cuando empecé a trabajar en este oficio no habían gabinetes de prensa, ni fax, ni Internet. En aquel entonces te buscabas la vida en la calle. Ibas al ayuntamiento, preguntabas al ordenanza, te hacías amigo de las chicas que estaban en la secretaría y buscabas la noticia. Ahora mismo te dan los cortes de voz, los cortes de vídeo, te envían las fotografías por email, te mandan la nota de prensa con el titular. Evidentemente, ser objetivo ahora mismo en el periodismo es complicado. Pero es muy sencillo no ser objetivo si trabajas en un gabinete de prensa.

9. ¿Y se compran favores informativos?

Sí, y lamentablemente se hace porque los directivos de los medios prefieren que una buena cuenta de resultados no se estropee por dar noticias de calidad.

10. ¿Pero existe regulación para evitarlo?

Yo empezaría por recordar los códigos deontológicos de los periodistas. Y concretamente, en el tema de la publicidad, existe una norma que establece de forma clara lo que es ético y lo que no lo es. El problema es que de esta falta de ética solo nos damos cuenta los que nos dedicamos a este oficio, pues la ciudadanía no se entera de que se ha cambiado una tipografía y que por eso es publicidad. Se hace de forma muy ‘cutre’. Es algo vergonzante para mí.

11. ¿Los ciudadanos son conscientes del uso del dinero público en publicidad institucional?

Para nada son conscientes. La inversión de la publicidad institucional solo sirve para tener las voces tranquilas y las máquinas de escribir serenas. Un ejemplo: se supone que parte de esa inversión en publicidad es para promover el turismo de la provincia. En la feria de Fitur (Madrid), Alicante pone un stand del Patronato Costa Blanca para vender su oferta turística. Pero resulta que los anuncios de la Administración aparecen en especiales de ediciones locales, en vez de hacerlo en medios o ediciones de fuera de la provincia para atraer turistas y visitantes. Esto lo hacen para cubrir expediente y comprar favores.

12. El Código Deontológico de la FAPE regula que el periodista está obligado a hacer una distinción formal y rigurosa entre la información y la publicidad, a fin de no confundir a los usuarios, ¿se practica esta autorregulación?

La mayoría de los periodistas sí. Los medios ya han perdido la vergüenza y no lo hacen.

13. ¿Y qué hace ante esto la APA?

A nosotros no nos dejan meternos en las empresas. Nuestra función principal es mediar entre la empresa y el periodista. Cuando nuestros asociados tienen un problema, nos lo transmiten y nosotros intentamos agotar la vía de la mediación antes de denunciarlo públicamente o llevarlo a los tribunales. Además, también mantenemos reuniones de análisis o consultas cada seis meses con el Síndic de Greuges, que representa la figura del Defensor del Pueblo en la Comunidad Valenciana y velan por los derechos de los ciudadanos, también en materia informativa.

14. Precisamente la siguiente entrevista es sobre la transparencia en las instituciones públicas, con Miguel Ángel Blanes, Técnico Jurídico en el Síndic de Greuges. ¿Qué le aconsejaría usted a los ciudadanos para que distingan la transparencia en la información de la publicidad subliminal?

Si lo ven detenidamente observarán más sonrisas en los presentadores si es un medio audiovisual, verán que una página de un periódico o de una web estará más fea o distinta a las demás por el cambio de tipografía y en la radio que estén atentos, pues muchas de las entrevistas son publicidad.

 

@OlgaAvellan

Fuente: entrevista personal a Pepe Soto Tornero, presidente de la Asociación de la Prensa de Alicante.

3 comentarios en “Pepe Soto: “Cuando aparece un gabinete de prensa se acaba el periodismo”

  1. […] Pepe Soto, presidente de la Asociación de la Prensa de Alicante (APA), denuncia que se entremezclan los publirreportajes pagados dentro del contenido periodístico, generalmente por medio de entrevistas en las secciones de Economía o Sociedad. Achaca esta práctica a la crisis: “Cuanto más pequeña es la empresa y menos medios tiene más fácil es cometer errores de camuflar la publicidad en los espacios informativos”.  En este sentido, defiende que la publicidad institucional debe anunciarse por medio de spots, pues cree que en las noticias solo tiene cabina la información. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s