Miguel Ángel Blanes: “La transparencia es vital para que haya control social”

Miguel Ángel Blanes Climent | Técnico Jurídico en el Síndic de Greuges de la Comunidad Valenciana

Miguel Ángel Blanes (Alcoy, 1972) es un activo defensor de la transparencia. Es doctor en Derecho por la Universidad de Alicante. Durante dos años fue letrado en la Diputación Provincial de Alicante. Decepcionado por la opacidad y el silencio administrativo, decidió escribir una tesis doctoral sobre “La transparencia informativa de las Administraciones Públicas. El derecho de las personas a saber y la obligación de difundir información pública de forma activa”, publicada por la editorial Thomson-Reuters Aranzadi en 2014 y Premio Extraordinario de Doctorado por la Universidad de Alicante en 2016. Desde 2001 es Técnico Jurídico en el Síndic de Greuges de la Comunidad Valenciana, donde vela por la defensa del derecho del pueblo a estar bien informado.

 

1. ¿Cree que en los medios de Alicante se mezcla la información y la publicidad sin una clara diferenciación?

Las técnicas de marketing son muy avanzadas y existe mucha publicidad subliminal. Muchos de los mensajes son publicidad que la presentan como información objetiva, por lo que no respetan los límites establecidos. La legislación española de publicidad institucional limita que se utilice para dar a conocer qué es lo que hacen las Administraciones Públicas, cuáles son los derechos de los ciudadanos, pero el límite no es muy claro en cuanto a lo de alardear sobre la gestión realizada para obtener algún tipo de rédito político.

2. ¿Y la publicidad institucional cumple esa normativa?

Las instituciones públicas utilizan los medios para dar a conocer su trabajo. En Alicante se utiliza indistintamente tanto el medio radiofónico, el televisivo, como la prensa escrita. En muchas ocasiones existen denuncias o quejas de rivales políticos por una utilización partidista de los medios de comunicación, pero se sigue haciendo a pesar de que va contra la ley. En lugar de tratar de generar una opinión pública libre, informada y objetiva, la utilizan para hacer ‘autobombo’.

3. ¿Aparece la publicidad por igual en los distintos medios de comunicación?

En muchas ocasiones, en los medios, no solo de Alicante sino también nacionales, el tema de la publicidad institucional es un tema polémico porque se consumen grandes cantidades de dinero público y la distribución igualitaria, equitativa y ponderada entre todos los medios no suele ser la misma. Existen pocos límites a la hora de contraer importantes cantidades de dinero público.

 

“Cuanta más transparencia exista mayor igualdad habrá entre los medios de comunicación”

 

4. Administraciones como la Generalitat Valenciana o la Diputación de Alicante ofrecen desde sus propios gabinetes de prensa las piezas informativas elaboradas y listas para emisión, ¿qué le parece esto?

Se pierde la libertad que le permite al periodista plantear las necesidades y situaciones que pueda tener la ciudadanía en una rueda de prensa, sin ningún tipo de limitación y sin preguntas preparadas. Los gabinetes de prensa hacen que todas estas informaciones estén trabajadas, muy cerradas y, de alguna manera, dirigidas en un determinado sentido. El objetivo último es el derecho fundamental de la libertad de la información, un derecho constitucional de primer rango, y se puede ver afectado porque la opinión pública no recibe una información completa, veraz y objetiva.

5.  ¿Los ciudadanos son conscientes del uso del dinero público en publicidad institucional y cuál es su verdadera finalidad?

En absoluto. La Ley de Transparencia Estatal de 2013 no impone claramente esa obligación de dar a conocer esa información en las páginas webs. Es importante, pues desde que entró en vigor la Constitución Española de 1978 no existía ninguna ley que obligara a publicitar esos datos y a que la ciudadanía los conocería. Ahora tenemos también leyes autonómicas posteriores que parece que intentan dar a conocer esas cifras, qué tipo de campañas o de publicidad se hace, por qué razón, qué medios se encargan de ellas y cuál es el gasto total. Pero, el grado de aplicación está aún por comprobar. Algunas son manifiestamente mejorables, pues incluyen una cuantía global a publicar al año, pero no la distribución entre los distintos medios. En la publicidad institucional es importante que haya mucha transparencia, porque cuanto más transparencia haya mayor control social existirá y por tanto la capacidad que tenga la institución o autoridad pública de influir en la independencia de un medio será menor.

6. ¿Influye en el contenido informativo de los medios de comunicación la publicidad de las instituciones públicas? 

Totalmente. La publicidad institucional consume importantes cantidades de dinero público y puede poner en riesgo la independencia del propio medio de comunicación. Se alinean en función de los determinados partidos que en determinados momentos están gobernando en una institución; algunos se dice que son afines, otros menos afines. Lógicamente el tratamiento de ese medio afín, que recibe gran cantidad de dinero público de la institución o partido que esté gobernando, puede que no sea todo lo objetivo que debiera a la hora de publicar una información que puede ser negativa para esa institución o dar a conocer casos de corrupción.

7. ¿Hay distinción según la inclinación política que gobierna en una institución? 

Cuando los partidos están en la oposición presentan iniciativas legislativas interesantes para mejorar la regulación de la publicidad, pero, como sucede muchas veces, cuando son ellos los que están gobernando, si les va a afectar directamente, ellos mismos no las recogen.

 

Miguel Ángel Blanes aboga por limitar los costes publicitarios

 

8. ¿Condiciona las asignaciones de publicidad la línea editorial de los medios?

No se puede hacer una afirmación taxativa que pueda valer en todos los casos, pero existe una clara correlación entre a mayor ingresos por publicidad institucional, menor independencia puede haber con respecto a esa institución a la hora de informar sobre noticias que puedan criticar la gestión o puedan no ser buenas noticias. Si ese medio recibe pocos ingresos en concepto de publicidad institucional probablemente no tenga ningún problema en informar objetivamente, porque no va a perder ni va a obtener ninguna represalia con respecto a los anuncios del año siguiente. A lo mejor el periodista del medio afín es imparcial y hace un buen trabajo de campo, con una labor documental estupenda, pero luego ese periódico puede recibir ciertas presiones o llamadas de teléfono con advertencias para portarse bien y seguir haciéndose eco de los anuncios de publicidad institucional que esa Administración le puede dar.

9. ¿Y se compran favores informativos?

Ya no es solo comprar voluntades, es tratar los asuntos con cierta ‘dulcificación’ o trasladarlos a la opinión pública un poco parcial. Ocultando todo aquello que pueda resultar más delicado o haciéndose eco de manera muy residual en una pequeña noticia en la última página; que salga, pero sin que se vea mucho.

 

“La transparencia y la buena gestión no es solo responsabilidad de la Administración, también es de la sociedad” 

 

10. ¿Son las instituciones transparentes en la publicación de la información económica de materia publicitaria?

En muchos casos compruebo que publican lo justo para cubrir el expediente. Por desgracia, aunque la Ley de Transparencia Estatal de 2013 y las Autonómicas así lo exigen, la propia Administración es la principal incumplidora. Y es que muchas veces se aprueban leyes, no para cumplirlas, sino para decirle al ciudadano: ¡Ahí está la ley!

En el caso de la publicidad institucional, se publica la información fragmentada en distintas secciones para que no se encuentre, o para que no se busque. Esta forma de publicación puede callar la denuncia de que una institución no publica nada de publicidad institucional en la web, porque publica algo pero lo hace de tal forma que es incomprensible.

11. ¿Y qué medidas se pueden tomar al respecto?

Si la institución o la Administración, que es la obligada por ley, no lo hace, ¿por qué motivo no lo hacen los propios medios de comunicación o las agencias de publicidad? Podrían poner en su memoria anual o en un apartado de su web las campañas de publicidad que ha gestionado o emitido, y eso tampoco lo he visto. Por lo que nos encontramos ante una falta de transparencia y de ética imputable o reprochable no solo a los políticos, sino también a los propios medios de comunicación y a los publicistas. Pues aunque sean empresas de carácter privado, el dinero que reciben es público.

12. ¿Qué hace ante esto el Síndic de Greuges?

Hemos recibido quejas tanto de periodistas como de Asociaciones, tanto de la Asociación de Prensa de Alicante, como de otras agrupaciones de la Comunidad Valenciana. Generalmente nos trasladarnos algún problema de su profesión relacionado con la libertad de información, pero también quejas sobre la ocultación del reparto de la publicidad institucional. Las últimas quejas que recuerdo donde se planteaba el tema de la distribución de la publicidad en los medios era en la época en la que no existían aún estas leyes. Si estas quejas de los periodistas, asociaciones o ciudadanos nos llegasen ahora, nosotros podríamos ir al Ayuntamiento, a la Diputación, a una Consellería o al propio Gobierno de la Generalitat para que nos dijera cómo se está gastando el dinero público en la publicidad institucional, en qué campañas y en qué medios. En estos temas de transparencia, de control de la corrupción y de buena gestión no son solo responsabilidad de la autoridad política, de los funcionarios o de la Administración, es también de la sociedad y del ciudadano de a pie.

13. ¿En qué tiene el Síndic competencia directa?

Nuestra parcela más directa es cuando el tratamiento periodístico o los mensajes publicitarios quebrantan los derechos fundamentales de las personas más vulnerables como los menores, ancianos, discapacitados, afectados por el bullying, discriminación sexual… Por propia iniciativa del Síndic hacemos una investigación de oficio en aquellas noticias o publicidades que nos han parecido que no se han respectado los derechos fundamentales.

14. ¿Qué tipo de labor se hace en caso de detectar una anomalía y qué connotaciones tiene? 

El tratamiento periodístico o la publicidad pueden no ser muy respetuosos y nosotros lo que hacemos es dirigirnos a la Consellería competente porque el Defensor del Pueblo no tiene competencia para fiscalizar o controlar medios de comunicación o entidades privadas. La competencia del Defensor siempre es transmitirlo a las instituciones públicas, por si a nivel de procedimiento a ese medio se le puede aplicar alguna sanción.

15. La siguiente entrevista que voy a hacer es sobre las técnicas publicitarias, con Andrés Karp, presidente de la Asociación de Agencias de Publicidad de la Provincia de Alicante. ¿Qué le pide usted a los publicistas que elaboran las campañas de publicidad institucional?

Aunque sea el menos común de los sentidos, pido sentido común. Sé que es difícil pero, si yo me dedicara a la publicidad, intentaría que mis campañas fueran lo más respetuosas posibles con los derechos fundamentales. Y si además mi campaña se financia con público, también intentaría ajustarme en costes sin elevarlos injustificadamente a cantidades astronómicas. Al no existir un límite legal, tienden a incrementarse porque así gana el partido político que la está utilizando de una manera partidista, gana la empresa de publicidad al tener más margen por elaborar la campaña y también suele ganar el medio de comunicación donde se va a emitir. Que todos seamos más o menos responsables como ciudadanos, que al fin y al cabo somos, de evitar el despilfarro o la mala gestión. Pido ética y responsabilidad, pues el dinero público no es que no sea dinero de nadie, sino que es dinero de todos. Establecer un límite legal y ética empresarial en el ámbito de publicidad y de los medios de comunicación, si se cumple con una justificación de costes de campañas podremos seguir avanzando.

 

@OlgaAvellan

Fuente: entrevista personal con Miguel Ángel Blanes Climent, Técnico Jurídico en el Síndic de Greuges de la Comunidad Valenciana.

Anuncios

3 comentarios en “Miguel Ángel Blanes: “La transparencia es vital para que haya control social”

  1. […] Miguel Ángel Blanes, técnico jurídico del Síndic de Greuges de la Comunidad Valenciana, considera “vital” la transparencia en la gestión de la publicidad institucional. Defiende que “cuanto más transparencia haya mayor control social existirá y por tanto la capacidad que tenga la autoridad pública de influir en la independencia de un medio de comunicación será menor”. Aunque lamenta que la Ley de Transparencia Estatal de 2013 no impone claramente la obligación de publicar las cifras económicas de las campañas publicitarias de forma accesible en las páginas web. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s