La información interesada de los gabinetes de prensa

Las oficinas de prensa están compuestas por profesionales de la comunicación que actúan como fuentes informativas y portavoces de la institución

La naturaleza del periodismo consiste en narrar los hechos tal y como ocurren, con los detalles informativos precisos, sin adjetivos ni adulaciones. En esta parte en donde los gabinetes de comunicación ‘infidelizan’ con la profesión, ya que maquillan sus crónicas con visiones partidistas de la realidad. Las oficinas de prensa de políticos e instituciones facilitan la labor periodística, en la medida en la que proporcionan material o entrevistas con sus representados, pero interfieren en la información cuando, además, envían extractos seleccionados de lo que se quiere transmitir de manera interesada, y no de la totalidad de los hechos.

 

María Barrios, jefa de la Oficina de Prensa y Comunicación de la Diputación Provincial de Alicante, asegura que “hay medios de comunicación que necesitan recibir el material elaborado para poder emitir las noticias”. Se tratan de medios de comunicación pequeños que no tienen medios o recursos y utilizan los gabinetes de prensa de las instituciones para nutrirse de contenido para sus informativos. Barrios no es partidaria de enviar las piezas listas para emisión. Considera que “cada medio tiene que coger las imágenes en bruto y la información de la nota de prensa y montar ellos su noticia”, pero es consciente de las limitaciones, y por el interés de que se difundan los mensajes de la Diputación, las envían incluso locutadas.

Por su parte, Pepe Soto, presidente de la Asociación de la Prensa de Alicante, sentencia que “cuando aparece un gabinete de prensa se acaba el periodismo”, pues afirma que “se pierde la objetividad de la información”. Soto considera que la noticia hay que salir a buscarla en vez de esperar a que te remitan una selección de cortes de voz e imágenes de fuentes partidistas e interesadas. Achaca a la crisis económica la extorsión sufrida por la prensa a causa de las partidas de publicidad institucional, lo que ha llevado a los periodistas a una situación de “falta de libertad para poder informar”.

Como solución a esta situación, Ignacio Escolar, director de eldiario.es, en su conferencia La independencia de los medios, propone que el reparto de las partidas publicitarias entre los medios de comunicación se basen en criterios objetivos y que la información económica se publique con transparencia, para evitar así el control de los medios a causa de la publicidad. Sobre los gabinetes de prensa, valora que “son necesarios y que está bien que ayuden a los periodistas a hacer su trabajo, sin embargo está mal que den un corte de voz interesado de la declaración de un político”. Pide que, además, los políticos comparezcan en ruedas de prensa y estén accesibles para poder preguntar sobre otras cuestiones.

En esta misma petición de transparencia se posiciona Miguel Ángel Blanes, técnico Jurídico en el Síndic de Greuges de la Comunidad Valenciana. Asegura que con la información tan elaborada que remiten los gabinetes de comunicación “se pierde la libertad del periodista a plantear las necesidades y situaciones que pueda tener la ciudadanía en una rueda de prensa”. Considera que las informaciones remitidas a través de las notas de prensa están dirigidas en un sentido determinado y que el objetivo último, que es el derecho fundamental de la libertad de información, puede “verse afectado porque la opinión pública no recibe una información completa, veraz y objetiva”.

 

El valor de la noticia

Según describe David Randall en su libro El periodista universal, una noticia se da cuando:

  • Hay un acontecimiento inusual
  • Aporta un toque fresco
  • La gente no lo ha oído antes
  • Que sea de interés para la audiencia

En definitiva, es noticia aquello que tiene un valor informativo de interés general.

En este sentido, Randall identifica como noticias de menor interés aquellas que tratan sobre “algo que ha dicho alguien”, fácilmente identificables porque el titular suele llevar como verbo: “advierte”, “insta” o “propone”. Este tipo de noticias son las propias que emanan de un gabinete de comunicación de una institución pública. Los políticos que la constituyen remiten mensajes a la población a través de las notas de prensa para que los medios de comunicación las publiquen. Esto supone una sobreinformación a la ciudadanía que desemboca en una desinformación por no saber seleccionar qué es y qué no es una información que tenga valor noticiable.

 

La ética periodística

En los códigos deontológicos de las asociaciones de prensa se establecen cláusulas especificas para regular la actividad de los periodistas en relación con la publicidad. La finalidad es salvaguardar los principios de veracidad e independencia de la información. En este sentido, recomiendan no recibir gratificaciones o retribuciones de terceros, así como evitar simultanear el ejercicio del periodismo con otras actividades remuneradas que les suponga un conflicto de intereses, ya sea de ámbito político, comercial, financiero o familiar que ponga en peligro la credibilidad e imparcialidad de su labor periodística.

Ante el creciente número de quejas sobre la mezcla entre información y publicidad recibidas por el Consejo de la Información de Cataluña, crearon una comisión de análisis. Como resultado, han elaborado unas conclusiones publicadas por la Fundació Consell de la Informació de Catalunya a modo de manual de consultas con el nombre Periodistas que hacen publicidad: Un conflicto de intereses, con la confianza de que sirvan de marco a los profesionales que trabajan en los sectores periodístico y publicitario. Entre sus recomendaciones se especifica que “los periodistas de fuentes y los gabinetes de comunicación no tienen derecho a presionar a los profesionales de los contenidos informativos con el argumento de la inversión publicitaria de su cliente o empresa para que el periodista oriente la información en un sentido u otro”.

No se considera ético que desde una institución se presione al periodista informativo con dejar de hacer una inversión publicitaria si no se cumple con los requerimientos de no publicar una información o publicarla con un enfoque interesado.

 

@OlgaAvellan

Fuentes consultadas:

  • Asamblea Ordinaria de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (1993). Código deontológico de la FAPE. Federación de Asociaciones de Periodistas de España. Recuperado de: http://fape.es/home/codigo-deontologico/
  • Entrevista personal a María Barrios, jefa de la Oficina de Prensa y Comunicación de la Diputación Provincial de Alicante.
  • Entrevista personal a Pepe Soto, presidente de la Asociación de la Prensa de Alicante.
  • Entrevista personal a Ignacio Escolar, director de eldiario.es.
  • Entrevista personal a Miguel Ángel Blanes, técnico Jurídico en el Síndic de Greuges de la Comunidad Valenciana.
  • Escolar, I. (31 de marzo de 2017). La independencia de los medios. Conferencia sobre periodismo. Centro de Congresos de Elche, Alicante.
  • Fundació Consell de la Informació de Catalunya (2016). Periodistas que hacen publicidad: Un conflicto de intereses. Fundació Consell de la Informació de Catalunya. Recuperado de: http://fcic.periodistes.cat/wp-content/uploads/2016/04/FULLET%C3%93-CIC-CAST-def.pdf
  • Randal, D. (1999) El periodista universal. Madrid: Siglo XXI.

Un comentario en “La información interesada de los gabinetes de prensa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s