Ángeles Feliu: “Existe una comunicación política y de interés social sin fines comerciales”

Ángeles Feliu Albaladejo | Profesora de Comunicación Política de la Universidad de Alicante

Ángeles Feliu (Alicante, 1977) tiene un espíritu crítico con las acciones de la comunicación institucional. Es doctora en Sociología con la tesis sobre “Publicidad institucional y procesos electorales en España. 1999-2009” y miembro del Grupo de Estudios sobre Publicidad Institucional, Política y Social de la Universidad de Alicante. Ha participado en diversos proyectos de investigación y asistido como ponente a Congresos, Jornadas y Seminarios relacionados con la comunicación política y la publicidad institucional. Es profesora de las asignaturas de Comunicación Política y Propaganda, Fundamentos de la Comunicación y de Comunicación Política y de Interés Social en el Grado en Publicidad y Relaciones Públicas de la Universidad de Alicante. Su aspiración como docente es despertar en los alumnos un espíritu crítico y un pensamiento maduro y responsable con respecto a la comunicación, en general, y a la comunicación política, en particular; haciendo hincapié en ‘otras’ formas de comunicar, ajenas al ámbito más comercial y mercantil.

 

1. ¿Qué aspectos cree que se deben destacar en la docencia de la comunicación política?

Creo firmemente en la necesidad de despertar en nuestros alumnos el interés y la responsabilidad, un espíritu crítico que vaya más allá de los meros conocimientos prácticos o aplicados, demasiado presentes en los estudios de Publicidad y Relaciones Públicas. La tendencia general es la de abordar la comunicación comercial o corporativa; mi opción docente (y la de otros -pocos- compañeros) es la de plantear la existencia e importancia de ‘otra’ comunicación: la comunicación política o la comunicación de interés social. Incluso, dentro de la comunicación comercial, me interesa especialmente destacar sus aspectos sociales, la influencia profunda que los discursos publicitarios pueden tener en nuestra sociedad y en nuestra cultura, más allá de las meras estrategias comunicativas comerciales o mercantiles.

2. ¿Y qué valores tratan de inculcarles?

Creo que es fundamental enseñar a nuestros estudiantes el poder que tiene la comunicación, en un sentido amplio; la responsabilidad social que asumen como comunicadores, publicistas, diseñadores o redactores.

3. ¿Cree que en los medios de comunicación de Alicante se mezcla información y publicidad?

La diferencia entre publicidad e información en cualquier soporte ha de ser precisa y clara, y está regulado. Otra cuestión es que en los propios contenidos informativos se haga promoción ‘encubierta’ de empresas, instituciones o partidos políticos.

4. ¿Y la publicidad institucional cumple esa normativa?

En principio, las piezas publicitarias como tales están claramente identificadas y diferenciadas. Otra cosa es que el propio espacio de información del medio tienda a hacer ‘promoción’ de la institución o gobierno de que se trate.

 

“Nuestras instituciones destinan grandes cantidades de dinero a difundir campañas que no siempre responden al interés público”

 

5. ¿Influye en el contenido informativo de los medios la publicidad de las instituciones públicas? 

Por supuesto, esa es una de las cuestiones más polémicas e interesantes relacionadas con el uso de la publicidad institucional como arma política y económica. Es evidente que las instituciones públicas representan una parte del ‘pastel’ económico y de financiación de los medios; especialmente de los de ámbito local.

6. ¿Y les condiciona a la línea editorial?

El reparto de la inversión de dicha publicidad se viene haciendo, desgraciadamente, de manera ‘poco’ objetiva; con ello, la publicidad institucional se convierte en una herramienta de presión para controlar a los medios informativos, intentando interferir en su independencia. No son pocos los casos en los que un anunciante público ha retirado (o amenazado con hacerlo) la publicidad de determinado medio en el intento de evitar determinada línea editorial desfavorable o de conseguir una cobertura concreta sobre el gobierno o partido del gobierno de turno.

7 ¿Los ciudadanos son conscientes del uso del dinero público en publicidad institucional y cuál es su verdadera finalidad?

Yo creo que los ciudadanos no somos conscientes de cómo funciona todo esto. Y deberíamos serlo. Nuestras instituciones destinan grandes cuantías de dinero público, dinero de todos, a la elaboración y difusión de numerosas campañas que no siempre responden al interés público o a la demanda de información o formación de los ciudadanos. Y en demasiadas ocasiones responden a los propios intereses de los partidos que gobiernan en la institución; a intereses partidistas o electoralistas.

8. Administraciones como la Generalitat Valenciana o la Diputación de Alicante ofrecen desde sus propios gabinetes de prensa las piezas informativas elaboradas y listas para emisión, ¿qué le parece esto?

Es lógico que, como cualquier empresa, pública o privada, tales instituciones trabajen con gabinetes de comunicación; de hecho, es, desde el punto de vista de la comunicación estratégica, lo mejor. Y también es lógico que intenten conseguir los objetivos que sus propias estrategias plantean con respecto a la cobertura informativa de los medios. Se trata de una táctica muy extendida y conocida como: el ‘rodeo’ a los medios; los actores políticos (también los institucionales o gubernamentales) son conscientes de que todos sus mensajes han de pasar inevitablemente por el filtro de los medios y una de las cosas que suelen hacer es intentar paliar las consecuencias ‘negativas’ que pudiera tener dicha cobertura.

9. ¿Y cómo lo hacen ese ‘rodeo’ a los medios?

Pues enviando los materiales ya pre-confeccionados, pre-editados, para evitar, en la medida de lo posible, la elaboración y modificación mediática. Pero al otro lado nos encontramos con la labor de los periodistas. De ellos depende la interpretación final de dichos materiales informativos, lo que ofrecen al público-ciudadano. Muchas veces los medios no cuentan ni con personal suficiente ni con tiempo para elaborar, contrastar, modificar e interpretar las informaciones que llegan de determinados emisores políticos. Pero eso, como digo, creo que depende ya del medio. Las instituciones y sus gabinetes de comunicación se ajustan a sus propias estrategias comunicativas.

10. ¿Considera que las Administraciones Públicas utilizan las campañas publicitarias para ensalzar los logros políticos?  

Por supuesto. Y está más que comprobado. La mayoría de las campañas que hacen las instituciones pertenecen al ámbito corporativo, las llamadas campañas de ‘autobombo’. Han existido, existen y, si no cambia drásticamente la cosa, existirán. De hecho, cuando en 2005 el gobierno de Zapatero anunció a bombo y platillo su Ley de Publicidad Institucional, se señaló que iban a “erradicar las campañas de autobombo”, esas destinadas a ensalzar la labor de los gobiernos y a mejorar la imagen de las instituciones. Pues bien, ni esa ni todas las demás leyes de publicidad institucional de ámbito autonómico han conseguido ‘erradicar’ esta práctica.

11. ¿Hay distinción según la inclinación política que gobierna en una institución? 

Cuantitativamente se ha demostrado que no. En mi Tesis Doctoral analizo las inserciones publicitarias de todos los gobiernos autónomos y del Estado entre 1999 y 2010 que han utilizado la publicidad institucional con fines políticos o electoralistas. Se siguen realizando numerosas campañas destinadas a ensalzar los logros de unos y otros gobiernos (no importa el color), a pesar de estar prohibidas. Un dato muy relevante al respecto, es que la mayoría de instituciones aumentan considerablemente sus inversiones e inserciones publicitarias en los periodos próximos a la celebración de elecciones, en especial las campañas de “información de actuaciones” y de “imagen de la institución”, aquellas que definimos como pertenecientes al ámbito corporativo. Es decir, las de ‘autobombo’. Creo que resulta más que evidente el uso ‘electoralista’ de dichas campañas.

 

Ángeles Feliu reclama una mejor práctica comunicativa de las instituciones públicas  / OA

 

12. ¿Qué criterios se deberían tener en cuenta para asignar las campañas institucionales? 

Todas las propuestas legislativas inciden en la importancia que la publicidad tiene como forma de financiación de los medios. De hecho, las primeras normas nacen de este propósito inicial: el de evitar la posible discriminación en el reparto de la publicidad institucional. Por tanto, tales criterios deben ser objetivos, comparables y públicos, respondiendo a los datos de implantación, audiencia, penetración o difusión de los distintos medios y soportes.

13. ¿Cree que hace falta una ley que regule el reparto del pastel público publicitario?

Ya existen numerosas leyes de publicidad institucional en las que se contempla la regulación del reparto de ese ‘pastel’ tan goloso. Otra cosa es que existiera una Ley General de Publicidad Institucional, de aplicación básica, y que, por tanto, obligara a todas las instituciones (estatales, autonómicas y locales), cosa que, por otra parte, creo necesaria.

14. ¿Y cuál sería la solución legislativa? 

Creo que bastaría con ampliar o mejorar las normas que ya existen y, sobre todo, en garantizar su cumplimiento; pues de nada sirve contar con diversas leyes si no se plantean mecanismos que eviten el incumplimiento de las mismas. Debemos exigir una mejor práctica comunicativa por parte de nuestras instituciones y gobiernos. Si no hay voluntad política, al menos que el ámbito normativo permita controlar y sancionar.

15. ¿Qué medidas propone para frenar la influencia de la publicidad institucional en el contenido informativo?

Al margen de la regulación vigente, cabría considerar la obligatoriedad, desde el reclamo de la transparencia, de hacer públicos los datos de inversión publicitaria en los distintos medios y soportes por parte de las Administraciones Públicas. Por otro lado, queda abierto el debate acerca de la obligación de hacer públicos los datos de ingresos provenientes de dinero público por parte de los propios medios de comunicación.

16. Una de las entrevistas que voy a hacer es sobre la gestión de la comunicación en una institución pública, con María Barrios, jefa de la Oficina de Prensa y Comunicación de la Diputación Provincial de Alicante. ¿Qué le pediría a los gabinetes de prensa que tuvieran en cuenta con respecto al material que envían a los medios de comunicación?

Creo que la gestión de la comunicación de las instituciones y gobiernos debería ajustarse a los principios de servicio público que se les presupone. En muchas ocasiones la comunicación institucional responde más a la creación y mejora de la imagen política de los protagonistas, de los partidos que gobiernan tales instituciones. Se cubre un evento en una localidad y parece que lo más importante es ofrecer cierta imagen, cierto discurso del protagonista político, para vender la ‘buena gestión’ de la institución a todos los ciudadanos. En mi opinión, se abusa demasiado de esta tendencia.

 

@OlgaAvellan

Fuente: entrevista personal con Ángeles Feliu, profesora de Comunicación Política de la Universidad de Alicante.

Anuncios

3 comentarios en “Ángeles Feliu: “Existe una comunicación política y de interés social sin fines comerciales”

  1. […] Ángela Feliu, profesora de Comunicación Política en el grado de Publicidad y Relaciones Públicas de la Universidad de Alicante, considera que es función del medio de comunicación la interpretación final del material informativo que recibe. Defiende que son los periodistas quienes deben filtrar los mensajes interesados de las notas de prensa y utilizar su propio material para elaborar sus noticias. “Las instituciones y sus gabinetes de comunicación se ajustan a sus propias estrategias comunicativas”, puntualiza Feliu. […]

    Me gusta

  2. […] Ángeles Feliu, profesora de Comunicación Política de la Universidad de Alicante, afirma que es función del periodista la interpretación final del material informativo que recibe. Defiende que son los profesionales quienes deben filtrar los mensajes interesados de las notas de prensa y utilizar su propio material para elaborar las noticias. Feliu puntualiza que las instituciones y sus gabinetes de comunicación se ajustan a sus estrategias comunicativas. […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s