Cuando me entrevistó Alsina

‘Mi mamá no tiene pelo’: El cuento que ayuda a cómo transmitirle a un niño la enfermedad de un ser querido

En ‘Más de uno’ entrevistamos a Olga Avellán, autora del cuento ilustrado ‘Mi mamá no tiene pelo’ en el que, a raíz de su propia experiencia como paciente de cáncer de mama, trata de ayudar a niños y familiares que atraviesan enfermedades difíciles de explicar.

 

A veces en la vida se juntan las buenas noticias y las malas. Un día te confirman que por fin estás embarazada y cuando estás aún celebrándolo te llaman del médico para decirte que tienes que empezar un tratamiento porque te han detectado un tumor en el pecho. Y que seguir adelante con el embarazo es arriesgado, porque necesitas radioterapiaquimioterapia y todo tipo de medicamentos.

Cómo transmitirle a un niño la enfermedad de un ser querido

Esta es la historia de Olga Avellán, una periodista alicantina que supo encontrar la manera de seguir adelante y cómo contarle a su hijo pequeño que estaba enferma de cáncer. Olga decidió crear un cuento ilustrado para ayudar a los niños y sus familiares que atraviesen enfermedades difíciles de explicar. Para Olga, el cuento ‘Mi mamá no tiene pelo’, de la editorial La Voltereta, se ha convertido en “una herramienta” que ayuda a “cómo transmitirle a un niño la enfermedad de un ser querido”.

En su caso, fue muy complicado contarle a su hijo Alejandro, de apenas 3 años en ese momento, que iba a tener una hermana pequeña, pero que dejaría de ver tan a menudo a su madre porque tenía una enfermedad. En un principio, Olga escribió una crónica para ayudarse a sí misma a asimilar la enfermedad y cómo transmitírselo a su hijo y su entorno. Sin embargo, “lo que empezó siendo algo personal, algo que escribes y guardas en un cajón, terminó convirtiéndose en una necesidad para publicarlo”, explica Olga.

Lo que empezó siendo algo personal, terminó convirtiéndose en una necesidad 

Cuando le detectaron el cáncer, se sintió anulada como persona y como madre, pero, por suerte, encontró en el libro su “autoterapia”. Para escribirlo Olga, como periodista acostumbrada a trabajar en el ámbito de la medicina, se rodeó de un equipo de psicólogos infantiles, psicólogos clínicos, pedagogos y profesores que le han ayudado a adaptar bien el cuento a ojos de los más pequeños, tanto en palabras como en ilustraciones.

“Que mi hijo me entendiese fue una liberación”

En la primera fase de la enfermedad, Olga prefirió no contárselo a su hijo y evitar que Alejandro le viera yendo al médico o pasándolo mal por el tratamiento. Esto sólo hizo que Alejandro se enfadase con ella, por lo que decidió sentarse con él y contarle que tenía cáncer de mama. Juntos vivieron el enfado, la ira, la frustración y el miedo de una enfermedad con un pronóstico complicado. “Que mi hijo me entendiese fue una liberación“, cuenta ahora Olga recordando aquel momento.

A partir de finales de octubre, ‘Mi mamá no tiene pelo’ estará disponible en librerías y asociaciones de cáncer porque la finalidad de este cuento es crear una beca de investigación para la detección temprana de la enfermedad, la cual será regida por la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA). 

Más de Uno en Onda Cero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s