El papel de la publicidad institucional

Vídeo

La mayoría de los ciudadanos valora como importante los mensajes que las instituciones públicas transmiten a través de la prensa, pero recelan del buen uso que los políticos hacen de este herramienta de comunicación.

Salimos a la calle para comprobar si el ciudadano percibe lo que es la publicidad institucional y preguntar si creen que esta condiciona la agenda informativa de los medios de comunicación.

@OlgaAvellan

El periodismo influenciado

Estándar

Las administraciones públicas tratan de moldear a la prensa y suavizar su mensaje crítico utilizando la comunicación y la publicidad institucional

 

El gran reportaje de @OlgaAvellan

 

El periodismo es un servicio público. Y es más intenso cuanto más cercano. La información de proximidad despierta un gran interés entre los ciudadanos y cada vez se debate más sobre los temas locales, según revela el estudio de Cómo mantener la identidad en un mundo ‘glocal’, del Dr. Xoxé López. Pero muy poca gente se plantea de dónde procede esa información. Ni siquiera si se paga al medio por publicarla. Las noticias no tienen precio. Los reportajes, las entrevistas y los contenidos periodísticos no entran en la tarifa publicitaria. Aunque la necesidad de los medios de comunicación de generar ingresos y la de las instituciones públicas de divulgar sus mensajes confluyen en lo que se conoce como publicidad institucional. La línea entre publicidad e información es muy fina. Jornadas culturales, fiestas, turismo o gastronomía son susceptibles de ser divulgadas mediante pago por las administraciones públicas. La información diaria sobre la gestión, no. Pero una compensa a la otra.

Continuar leyendo

La doble lectura de las notas de prensa

Estándar

Los gabinetes de prensa de las administraciones públicas mandan a los medios de comunicación notas redactadas junto con fotografías y vídeos; material ya editado y listo para publicar

La precariedad que viven muchas empresas periodísticas, aboca a que asuman este material como una fuente de información y, en muchos casos, se da por buena y no se contrasta con las partes.

Estos tres eslabones de la cadena (docente, publicista y periodista) deben saber optimizar sus intereses para no invadir el territorio del siguiente. El comunicador político incide en la parte positiva de la gestión de la institución pública. El responsable de comunicación debe envolver el hecho noticiable en una historia con interés del público. Y el periodista tiene la misión de diferenciar la noticia de interés general para darle prioridad informativa.

Continuar leyendo

La información interesada de los gabinetes de prensa

Estándar

Las oficinas de prensa están compuestas por profesionales de la comunicación que actúan como fuentes informativas y portavoces de la institución

La naturaleza del periodismo consiste en narrar los hechos tal y como ocurren, con los detalles informativos precisos, sin adjetivos ni adulaciones. En esta parte en donde los gabinetes de comunicación ‘infidelizan’ con la profesión, ya que maquillan sus crónicas con visiones partidistas de la realidad. Las oficinas de prensa de políticos e instituciones facilitan la labor periodística, en la medida en la que proporcionan material o entrevistas con sus representados, pero interfieren en la información cuando, además, envían extractos seleccionados de lo que se quiere transmitir de manera interesada, y no de la totalidad de los hechos.

Continuar leyendo

La población le da un suspenso al uso de los fondos públicos para publicidad

Estándar

El conocimiento sobre la publicidad institucional se sitúa en un 90,3%

Con una valoración del uno al diez, el 52,3% de los encuestados puntúa por debajo del cinco la gestión que las Administraciones Públicas hacen sobre las campañas publicitarias. Mientras que un 9,7% reconoce no saber qué es la publicidad institucional.

Gráfico 1. Elaboración propia.

 

Continuar leyendo

El cuestionable rigor periodístico de los medios con publicidad institucional

Estándar

La Teoría de la Acción Comunicativa de Habermas revela la realidad sobre la verdadera libertad de los medios de comunicación

Estudiar la opinión pública ha sido un tema de interés a lo largo de la historia. Han sido muchas las teorías alcanzadas, sin embargo, son pocas las que consiguen convencer a la ciudadanía con sus premisas. Una de las teorías más conocidas es la Teoría de la Acción Comunicativa de 1981 del sociólogo alemán Jürgen Habermas (Düsseldorf, 1929), encuadrada en la Escuela Crítica de Frankfurt.

Para verificar si realmente la democracia permite una activa participación de los ciudadanos, Habermas expone en su Teoría de la Acción Comunicativa unos parámetros que sirven de barómetro. Por una parte está la instancia crítica y por otra la instancia receptiva.

Continuar leyendo