Derecho al periodismo

La libertad de expresión es un principio que nos otorgó la Constitución Española de 1812 –La Pepa-. No es una función solo de periodistas. El ejercicio de la libre opinión y de la transmisión de pensamiento también lo hacen otros profesionales, a través de medios de comunicación o –en los últimos tiempos- en sus propios blogs y redes sociales.

El periodismo bebe de la influencia de pensadores, filósofos, economistas, empresarios, comerciantes… y abogados. Estos últimos tienen una relación muy estrecha con el periodismo, ya sea en la interposición de querellas a estos –o en su defensa- o en la participación activa en la elaboración de contenidos en los medios, tales como columnas de opinión, participación en tertulias o debates o el asesoramiento jurídico a los profesionales de la noticia que se topan con multitud de preceptos legales ilegibles para cualquier mortal.

El derecho es para el periodismo como el azúcar para la granada mollar, un edulcorante que enriquece el contenido. Muchos juristas –abogados, jueces y otros profesionales del derecho- tienen una necesidad imperiosa de participar en la actualidad y –algunos- de saciar su vocación frustrada de escritores. Aportan una visión crítica de los hechos y conceden el pragmatismo técnico a las situaciones cotidianas de la convivencia social y política. Abogados y periodistas convivimos y compartimos escenario para hacer de freno y contrapeso de los abusos del poder.

Por Olga Avellán

 

 

Derecho y Periodismo. Condenados a entenderse

 

 

 

La conveniencia de clasificar las informaciones en secciones diferenciadas quedó establecida en el periodismo moderno de principios del siglo XX. La distinción es un valor añadido por excelencia. Lo dicen ahora los gurús de los negocios exprés, pero ya lo hacían los jóvenes periodistas de entonces.

La información de sucesos se remonta al Acta Diurna de los Romanos. En el 168 a. C. ya se informaba de la riña en una posada, un desfalco en una agencia de cambio y una ejecución de sentencia (Martínez de Sousa, 1981: 447).

Leer más »

¿Periodistas o afines?

Excepcionalmente dotado como estratega político, orador y prosista −en los años cincuenta a.c.− Julio César ya redactó en su escrito De Bello Gallico una visión particular de su Imperio, que podría compararse con los tipos de comunicación política e institucional de nuestros días.  Difundió la justificación de la intervención armada en la guerra de las Galias para mantener la creciente influencia de Roma sobre el Mediterráneo. Este documento es considerado hoy como una pieza maestra del latín clásico. El complot que terminó con su vida en el 44 a.c. le impidió ver materializados sus proyectos y deja para la historia una calificación de la ambición política y de quienes afrontan esa responsabilidad. Los tiempos no han cambiado tanto.

Leer más »

Las dos caras del periodismo

Desde Kapuscinski a Azorín, llegando a los contemporáneos de la pluma crítica, la imagen del periodista va ligada a unos buenos zapatos y un cuaderno de notas. Recorrer las calles y hablar con la gente ha sido la estrategia más común de los informadores clásicos hasta la llegada de internet -el teléfono en primer lugar- y las tecnologías de bolsillo.

El periodismo es un servicio público. Es más intenso cuanto más cercano. La información de proximidad despierta un gran interés entre los ciudadanos y cada vez se debate más sobre los temas locales, según revela el estudio «Cómo mantener la identidad en un mundo ‘glocal’», de Xosé López, Catedrático de Periodismo en la Universidad de Santiago de Compostela. Poca gente se plantea de dónde procede la información. Ni siquiera sabe si se paga al medio por publicar las noticias. Los reportajes, las entrevistas y los contenidos periodísticos no entran en la tarifa publicitaria. La necesidad de los medios de comunicación de generar ingresos y de las empresas e instituciones públicas de divulgar sus mensajes confluye en lo que se conoce como ‘Comunicación Corporativa’.

La precariedad que atraviesan muchas empresas periodísticas las aboca a que asuman las notas de prensa y el contenido audiovisual de los gabinetes de comunicación como una fuente más de información y -en demasiados casos- como parte de la producción de noticias, ya que se publican de manera íntegra; para el beneplácito de los interesados. En Alicante también ocurre, las agencias de comunicación pugnan por seducir a las redacciones periodísticas para conseguir espacios en sus ediciones diarias.

Leer más »

El periodismo influenciado

Las administraciones públicas tratan de moldear a la prensa y suavizar su mensaje crítico utilizando la comunicación y la publicidad institucional

 

El gran reportaje de @OlgaAvellan

 

El periodismo es un servicio público. Y es más intenso cuanto más cercano. La información de proximidad despierta un gran interés entre los ciudadanos y cada vez se debate más sobre los temas locales, según revela el estudio de Cómo mantener la identidad en un mundo ‘glocal’, del Dr. Xoxé López. Pero muy poca gente se plantea de dónde procede esa información. Ni siquiera si se paga al medio por publicarla. Las noticias no tienen precio. Los reportajes, las entrevistas y los contenidos periodísticos no entran en la tarifa publicitaria. Aunque la necesidad de los medios de comunicación de generar ingresos y la de las instituciones públicas de divulgar sus mensajes confluyen en lo que se conoce como publicidad institucional. La línea entre publicidad e información es muy fina. Jornadas culturales, fiestas, turismo o gastronomía son susceptibles de ser divulgadas mediante pago por las administraciones públicas. La información diaria sobre la gestión, no. Pero una compensa a la otra.

Leer más »

Entrevista a Ángeles Feliu, profesora de Comunicación de la UA

Ángeles Feliu Albaladejo | Profesora de Comunicación Política y de Interés Social de la Universidad de Alicante Hablamos sobre las estrategias de la comunicación política y su utilización partidista en las campañas de publicidad institucional.

Ángeles Feliu: “Existe una comunicación política y de interés social sin fines comerciales”

Ángeles Feliu Albaladejo | Profesora de Comunicación Política de la Universidad de Alicante

Ángeles Feliu (Alicante, 1977) tiene un espíritu crítico con las acciones de la comunicación institucional. Es doctora en Sociología con la tesis sobre “Publicidad institucional y procesos electorales en España. 1999-2009” y miembro del Grupo de Estudios sobre Publicidad Institucional, Política y Social de la Universidad de Alicante. Ha participado en diversos proyectos de investigación y asistido como ponente a Congresos, Jornadas y Seminarios relacionados con la comunicación política y la publicidad institucional. Es profesora de las asignaturas de Comunicación Política y Propaganda, Fundamentos de la Comunicación y de Comunicación Política y de Interés Social en el Grado en Publicidad y Relaciones Públicas de la Universidad de Alicante. Su aspiración como docente es despertar en los alumnos un espíritu crítico y un pensamiento maduro y responsable con respecto a la comunicación, en general, y a la comunicación política, en particular; haciendo hincapié en ‘otras’ formas de comunicar, ajenas al ámbito más comercial y mercantil.

Leer más »

La doble lectura de las notas de prensa

Los gabinetes de prensa de las administraciones públicas mandan a los medios de comunicación notas redactadas junto con fotografías y vídeos; material ya editado y listo para publicar

La precariedad que viven muchas empresas periodísticas, aboca a que asuman este material como una fuente de información y, en muchos casos, se da por buena y no se contrasta con las partes.

Estos tres eslabones de la cadena (docente, publicista y periodista) deben saber optimizar sus intereses para no invadir el territorio del siguiente. El comunicador político incide en la parte positiva de la gestión de la institución pública. El responsable de comunicación debe envolver el hecho noticiable en una historia con interés del público. Y el periodista tiene la misión de diferenciar la noticia de interés general para darle prioridad informativa.

Leer más »