¿Solo mujeres?

CARNET OLGA mas pesoSororidad. A penas han hecho falta 111 años para que oficialmente se reconozca este vocablo tan útilmente en boca de todos –o más bien de todas-. Fue en 1907 cuando Unamuno reclamaba a través de su novela La Tía Tula la necesidad de tener la palabra sororidad. El destacado de la generación del 98 escribía literalmente: “No es lo mismo, ni mucho menos, lo paternal y lo maternal, ni la paternidad y la maternidad”, y por tanto “es extraño que junto a ‘fraternal’ y ‘fraternidad’, de frater, hermano, no tengamos ‘sororal’ y ‘sororidad’, de soror, hermana”.

Leer más »